Todas las Voces todas...

Oponerse, deporte nacional


- Esa soberbia de Cristina che ahora no se que lío esta haciendo con la tele.
- ¿¿Era montonera viste?? Como para que no haga quibombo
- ..¡¡¡ no puedo ni escuchar lo que dice porque tiene ese tono tan insoportable!!!...
- ¡¡Que se vaya!! con los militares estábamos mejor.. tranquilos sin tanta inseguridad
- Si, Norma… yo no se porque en vez de querer sacarle plata a clarín porque no se deja de comprar carteras del vuitton ese??
- Pero claro, ahora lo único que falta que se metan con el 13 y con Tinelli. Poné el 2 que empieza Mirta
- Donde esta el control? Si a mi me gusta Tinelli, me distrae me divierte. Ay que plato la Alfano con el Ale el otro día che! Nos quieren sacar la alegría estos gobernantes, estos políticos. No tiene mejor cosa que hacer…
- Yo no sé porque no se dedican a cosas más importantes, con tantos pobres en este país.


Se está discutiendo una nueva ley de medios audiovisuales en la Argentina de nuestros días. Es dichoso poder decir esto. Se debate el poder de ejercer una relación tan cotidiana, como es la comunicación mediática, dentro de un marco legal que sea democrático y por ende, para todos. Si, para todos. Porque no involucra solo a entendidos o a propietarios de medios de comunicación, no involucra solo a periodistas o trabajadores mediáticos. Es mucho más que eso. Por eso se arma tanto revuelo. Porque implica coartar los intereses de quienes hace años nos forman la verdad y nos la dan de tragar, ya masticada. Ya degustada, y hasta silenciada.
Se discute combatir la desigualdad, disolver monopolios, potenciar la intelectualidad, ejercer derechos para todos.
Frente a esto se presenta la oposición más nefasta y cobarde, una oposición al proyecto oficial, que mas que oficial es del pueblo. Y aquí, en una cancha democratizada hace semanas, se ven los pingos. A la UCR, la Coalición cívica, el PRO, el cobismo y al peronismo disidente– no les interesa que la sociedad se desate de la pata del televisor, ese televisor que es siempre el mismo, con el mismo programa, y el mismo mensaje. Solo les importa oponerse. Hay algo básico que parece olvidarse día tras día. Deberíamos ponernos contentos cuando el gobierno resuelve cuestiones para nosotros, los argentinos. Esa maldita manía de querer oponerse por el solo hecho de que cualquier festejo nacional sea visto como K se hizo deporte. Y ser K así como la marihuana, sigue siendo delito pero no está penalizado. Pero tampoco es legal eh!. Hay una cuestión de negarse hasta de lo que es mejoría. Una cuestión inmejorable de negarse a mejorar lo que parecía irremediable. Parece que hay quienes están buscando mas enfermedades y eliminando los remedios. Ya lo decía Mafalda… lo malo de la gran familia humana es que todos quieren ser el padre.


Vivimos durante años en una dictadura mediática que ha generado un monstruo que hoy día es casi imparable. Y digo casi porque este proyecto de ley es un intento de ello, pero no van a permitirlo tan fácil.

El proyecto pone freno a la libertad de empresa. No de expresión. Pero como salen Clarín, La razón, Crítica, La Nación (entre otros) con los lápices afilados para dibujar mas mentiras que realidades es jodido que se comprenda. Y con su cartel construido por años de “periodismo objetivo” se hace difícil dudar de su palabra. Muestran sus titulares con letra roja y rabiosa para decir que esta nueva ley va en contra de la libertad de expresión. Cuando en realidad va en contra de la libertad de empresa, del libertinaje de los empresarios sin escrúpulos y de los intereses más temerarios que vienen acosando nuestra industria cultural desde hace mucho tiempo. Este proyecto de ley toca sus bolsillos, disuelve sus asociaciones secretas, le da voz y vida a voces inéditas y calladas hasta el momento.

Esta nueva ley democratizaría el acceso a la información como derecho universal dejando atrás las restricciones que presenta la ley 22.285 (ley vigente, ley de la dictadura, ley ilegítima) a fin de resguardar antes la seguridad nacional que la libertad de expresión. Y recordemos, por favor, que la defensa en nombre de la seguridad nacional es contra un enemigo interno, es decir contra nosotros mismos.
El proyecto que se discute en estos momentos muestra quienes tienen la titularidad de las licencias, es decir, se termina el anonimato impuesto por la actual ley de radiodifusión que permite que se oculten en sociedades los que manejan el medio.

Se establecería una cuota de pantalla de cine nacional y la regularización de medios comunitarios, que no están contemplados en la ley actual.

Se terminarían los monopolios mediáticos. Los dueños de todo.
Y mientras quienes se dicen oposición plantean “que no entienden la urgencia” de discutir este proyecto, ahora que estamos precisamente en emergencia. Pero es simple, a la oposición le viene al pelo que los medios mas grandes y poderosos estén enojados con el gobierno. Y no les conviene que la voz de unos pocos se convierta en voz del pueblo.
¿Cómo que no es urgente la discusión? ¿Como puede ser que vivamos bajo una ley de la dictadura militar? Repito, una ley ilegal. Esto no es una lucha entre Néstor Kirchner y Clarín como nos grito Marcelo Hugo durante meses y como quieren hacernos creer los grandes medios, no es una cuestión de egos. No se termina con los nervios de Clarín ni con los del ex presidente. Es mucho mas, es enfrentar a varios multimedios que son dueños de la palabra y por lo tanto de la verdad, porque construyen creencia y ejercen presión sobre la opinión publica. Tienen el poder de decirnos sobre que temas tenemos que hablar mientras detrás pasan las cosas importantes. Es mucho más que un enfrentamiento. Es la posibilidad de darnos a todos la chance de hablar, de ver otras realidades, de expresarnos.
Por supuesto, las noticias son recortes de la realidad. Siempre subjetivos. Pero díganme: ¿no cambiaría si cada vez somos mas quienes podríamos recortarla?.
Ahora la idea es que seamos todos opositores. Pero en este caso ¿a que nos oponemos?
Se intenta proclamar una nueva ley de medios que reemplace a la actual impuesta por la dictadura de Videla y Martínez de Hoz, Pero querer hacerlo es saltar piedras de las pesadas. Es intentar caminar por la cornisa con Majul soplando del otro lado. Es evitar las noticias que jamás existieron, es esquivar una nueva llegada a la luna que nunca sucedió.
De repente todo lo que intente terminar con la desigualdad social es un delito. Desde un intento en la suba de retenciones hasta un cambio en la ley de medios. Es un asalto al pueblo argentino.
Si somos tan argentinos hagámonos cargo y defendamos lo que hay que defender… y seamos oposición cuando realmente haya que serlo. Dejemos los deportes de lado que ahora el fútbol es para todos.

Agradecimiento a la comunidad...



El pasado sábado 8 del corriente mes festejamos, como lo hacemos todos los años, el Día del Niño en nuestro Centro Comunitario Los Pampitas, ubicado en la calle 28 e/ 61 y 63 del Barrio Marquetti de la Ciudad de Mercedes, realizando varias actividades recreativas, regalando juguetes a todos los chicos que concurren siempre a nuestro Comedor y a otros del barrio que se acercaron también a recibir su deseado pero inalcanzable regalo, a su vez, les dimos de almorzar y de merendar como habitualmente lo hacemos todas las semanas.
Vale destacar que pudimos darles esta gran alegría a los chicos gracias a una nueva ayuda de muchas personas y organismos de nuestra comunidad, a quienes queremos agradecer infinitamente por medio del presente. Sinceramente sin toda esta ayuda no hubiese sido lo mismo. Por eso sentimos la necesidad de mencionar a todos los que nos ayudaron y reconocerles esta gran actitud que han tenido para con nosotros:
Ex combatientes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (A.F.I.P) convocaron a una colecta con la consigna “Por la Sonrisa de un Niño” y nos entregaron juguetes nuevos que fueron donados por todos los empleados de ese organismo.
También nos entregaron juguetes sin estrenar el jardín de infantes y pelotero “Soltate” y el Supermercado “Disco”.
Por otro lado, nuestro amigo Mauricio Badano nos prestó un castillo inflable para que los chicos jueguen durante todo el día. Viene bien remarcar que si fuese por los chicos obviamente todavía estarían adentro del castillo.
En el transcurso del festejo, los chicos pudieron disfrutar de una gran obra de títeres que nos regalaron Joaquín Bustos Berrondo y Paula Colombo. Realmente, los chicos se quedaron alucinados y por horas con esa inocencia que caracteriza a todos los niños, preguntaban donde estaban los muñecos protagonistas de la obra. ¿Como explicarles que eran solo muñecos?
Vale descatar la colaboración de Roxana Matteucci, que nos donó variadas golosinas, las cuales fueron entregadas con el regalo de cada chico.
Así mismo, el Restaurant de Campo “El Establo de Tomás Jofre” nos donó leche con chocolate y facturas para que podamos darles a los chicos una merienda poco habitual para ellos.
A su vez, queremos aprovechar esta oportunidad para agradecer a un grupo de veteranos de guerra que nos viene ayudando desde hace un tiempo, para citar a algunos podemos, mencionar a Walter Castro y a Marcelo De Cunto, que nos donaron dos nebulizadores y materiales para que empecemos con la construcción del Comedor.
Del mismo modo, resulta dable hacer una mención especial a toda nuestra comunidad de socios voluntarios que colaboran abonando una cuota todos los meses, dinero que nos permite continuar con todas nuestras actividades semanales, como ser el almuerzo de los días sábados, la merienda de los jueves, el continuo apoyo escolar, la escuelita de fútbol, diferentes actividades recreativas, etc.
Queremos aprovechar esta ocasión para seguir invitando a todo el pueblo mercedino a que se sumen a nuestra comunidad de socios para que podamos seguir transformando nuestras ideas en hechos. En caso de que quieras colaborar todos los meses comunícate con nosotros, mandando un mail a lospampitas_mercedes@hotmail.com

Centro Comunitario Los Pampitas

ALAMBRE O AL HAMBRE


A pocas semanas del “triunfo” (sólo los votó 3 de cada 10 mercedinos que votaron) electoral del 28 de junio, los concejales electos por Unión-Pro, no pierden el tiempo y ya han comenzado a mostrar la claridad con la que encararán las problemáticas sociales de nuestra ciudad. Consecuentes con el ideario que orienta esa alianza coyuntural, Juan Carlos Benítez (quien defeccionara del peronismo), Carlos Aristi y Ruth Muracca, presentaron ante la Secretaría del HCD un proyecto de ordenanza para que ese cuerpo de gobierno trate el DESALOJO de un predio ocupado por vecinos que carecen de vivienda propia.

Hace una semana presentaron un proyecto de ordenanza para que el predio ubicado en calles 26 y 61, junto al Barrio Marchetti, sea alambrado y puesto a salvo de la ocupación por parte de “familias carentes de recursos”. El mencionado terreno habría pertenecido a Compañía Eléctrica del Sur y luego a Agua y Energía de la Nación. Según se desprende del artículo publicado en el Semanario Protagonistas, textualmente los concejales electos manifiestan: “A la fecha (el predio) se encuentra en total estado de abandono, sin delimitación visible con el espacio público, observándose la reciente construcción de viviendas precarias sin planificar, hecho que conlleva a una rápida proliferación de las mismas, con el consiguiente problema que allí habitarán familias de escasos recursos sin posibilidad de tener abastecimiento de servicios sanitarios a la brevedad”

Una simple lectura de este pequeño párrafo nos indica que Unión Pro busca el desalojo de esas “viviendas precarias”, aunque el texto no lo mencione. Ante el temor de que proliferen las viviendas de familias pobres, la derecha vernácula prefiere alambrar y convertir estos terrenos en “lugares de recreación o deportes”. No ha de extrañarnos esta propuesta del PRO; es mucho más rentable para el Estado municipal invertir en una placita, que financiar un costoso proyecto para solucionar los problemas de vivienda que sufren los vecinos que se vieron forzados a la ocupación. Es más rápido y económico poner una hamaca, que garantizar uno de los derechos fundamentales que posee todo ser humano. Pero claro!, no es buen negocio! Cierto, para los defensores del neoliberalismo, que tanta miseria, hambre y muerte le ha costado al pueblo argentino, el Estado debe reducirse a su mínima expresión. Dejarle hacer al mercado: la vivienda no es un derecho, es un negocio. Si esas familias quieren una vivienda, pues tendrán que pagar por ellas, como el buen Dios (dinero) manda.

Pero tratemos de hacer otra lectura del artículo: “el consiguiente problema que allí habitarán familias de escasos recursos” Para Aristi y compañía el problema no es la falta de vivienda, es la presencia de familias pobres sobre la calle que conduce al exclusivo Aeroclub local y principal puerta a muchos campos de la zona de San Jacinto. El problema no es la desigualdad, la pobreza. El problema es que los pobres estén a la vista, a la vera del camino hacia las plantaciones de soja, que tornen triste el paisaje a los terratenientes de la Sociedad Rural.

Miente la derecha de Unión Pro al decir que esas viviendas carecerán de servicios. El predio ocupado tiene dos calles con iluminación pública, la 26 y la recientemente abierta 26 bis. También llega hasta allí la red de agua corriente. Mienten los futuros concejales al decir que todas las viviendas son precarias. Algunas son de material y están muy bien construidas.

Los que venimos trabajando desde hace años en el Centro Comunitario “Los Pampitas” conocemos la zona, conocemos el barrio, y conocemos la gente que allí vive. Gente de trabajo, que la pelea todos los días. Los pobres, como sostuviéramos en otras publicaciones, no son un peligro sino que están en peligro. Es público que la emergencia habitacional es un problema no menor de la ciudad y que requiere de políticas de Estado. La solución no pasa por cercar territorios para impedir el avance de la pobreza, el hambre no se detiene con alambres, se frena con trabajo digno, con un modelo económico inclusivo, redistributivo La solución pasa por agrandar el Estado, por una mayor redistribución de la riqueza, elevando la imposición de tributos a aquellos que vienen manteniendo rentabilidades extraordinarias y desmedidas.

Es simple....es Pro


Hay un plan simple, que para cada crimen haya un castigo. ¿El castigo?: penas mas duras, gatillo fácil y “urbanizar villas” le dicen también. Castigar, pegar, apalear, desalojar. Crear un grupo que castigue. Crear seres inmundos que se sientan más vivos cuando le dan muerte a sus pares.
¿El crimen? Ser fruto de los 90, ser residuo del neoliberalismo. Ser olvidado, ser pibe y pobre. El crimen es no poder, es que no te dejen ser. El crimen es caer en los tóxicos que te alejan de la cruel realidad. El crimen es pasar frío, el crimen es pasar hambre. El crimen es ser villero, negro y chorro. El crimen es nacer pobre, el castigo es crecer preso. El crimen es no tener infancia y que te hayan robado todos los sueños de ser libre.
El crimen es hacer sentir inseguro a los demás. El plan propone más presencia policial porque es más barato matar que educar. Porque como sabemos todos, un pueblo ignorante es mas dominable. El plan quiere reducir la cantidad de armas en circulación pero solo en el mercado negro. Es decir, quitar las armas ilegales para legalizarlas en la nueva policía. Porque la justicia por mano propia es delito, pero el gatillo fácil no.
Propone efectuar un “Plan edilicio de emergencia en las cárceles” porque todo aquel que no pueda ser asesinado en clandestinidad por indigente: irá preso. Por lo tanto la población carcelaria va a ser cada vez más grande.
Porque la solución que propone no es reestablecer la dignidad del ser humano mediante trabajo y educación, sino romper con lo poco que quede de ella.
¿El plan? bien simple: hay que matar a todos los negros. No basta con que mueran de hambre, no… bala en la cabeza. Palo y a la bolsa. Crememos sus cuerpos, todos juntos para que sea mas barato. Matemos a sus hijos antes de que puedan reproducirse.
El castigo es que la seguridad se hace. El plan es en contra de los delincuentes. ¿Los delincuentes? Los jóvenes a los que les robaron el futuro.
Todos disparan. Cualquiera mata en nombre de la justicia. Estamos presos de palabras que fundan miedo. En algún momento creíamos que todo el mundo era secuestrado de manera express… luego que solo se les robaba a jubilados. El punto débil eran los viejos. Ahora el prototipo a asesinar es el argentino de clase media, trabajador, blanco y creyente de la mano dura. Y esto es pura y discursivamente establecido diariamente mediante los medios de comunicación, que no reflejan realidad sino que la construyen a pura conveniencia política.
Porque la inseguridad también se hace. Antes de crear su plan simple De Narváez acrecentó el discurso de inseguridad mediáticamente por Canal América 2 y por cada una de sus escalofriantes publicidades. Dio la orden de que el porcentaje de información emitida regularmente sea en su mayoría relativo a la inseguridad. De a poco fue forjando su plan simple: para cada crimen un castigo. Y ahora busca apoyo de la sociedad enfrentando a unos con los otros. Pero los castigados y criminalizados son siempre los mismos.

Jornada de trabajo comunitario


Te invitamos a participar de una jornada de trabajo comunitario en el "Centro Comunitario Los Pampitas" a partir de las 10.30hs. a 16.00hs.-
Muchas Gracias
Los pampitas

Alma Inquieta


Desde el calor de mis sueños tiemblo por vos. Porque acá donde todo parece calma invadió el huracán que forma parte de tu alma.
Presentí la dificultad de tus ojos y el frío de tus manos, y a través de ellos te encontré.
Estabas mirando sin saber a donde, soñando alcanzar. Estabas pensando en algunos momentos de libertad. Estabas fabricando ilusiones.
Sin puentes ni miedos que afrontar, te juro en silencio que me volveré ángel guardián para proteger tu ser.
Madera rígida
Oscuro roble.
Gritaré que no te manoseen los sueños
Que no te rifen la descendencia.
Que no te obliguen a caer en el azar de la calle. Y aunque tenga que terminar suplicando lloraré que no te roben la vida.
Volverás siendo sombra una vez mas, cada vez que olvides tu luz en aquel falso hogar.
Quiero verte tras silencios, no me importa si tus palabras no me pueden decir más.
Se que tu espíritu de selva va a hacerte libre.
Los sollozos de tu madre no pueden hacerse escuchar, a ella tu valentía le da miedo. A mi me da esperanza…
Quiero llevarte de regreso pero no se a donde, quiero que exista el lugar que te deje ser niño. Si hasta sos amigo intimo de un viento que yo casi ni percibo.
Y mientras tanto los que se pronuncian como abrigo no van a buscarte. Los que dicen poseer los recursos no quieren alcanzártelos.
Cuando te vuelves grito ellos intentan callarte. Piden silencio a cambio de la satisfacción temporaria de tus necesidades básicas. Yo quiero seguir escuchando tu voz.
Que ganas de ayudarte a explicar esto que sentimos, porque en tus palabras esta realidad golpea más fuerte, y quizás serías reacción para las almas en pena que habitan la ciudad. A aquellos que creen que tu modo de vida es consecuencia de tus padres, a aquellos que creen que necesitas de mano dura para encaminarte, a aquellos que creen que mereces la pobreza que heredaste.
A esos que caen en la hipocresía de sentirse elegidos por haber nacido del otro lado.
Yo te miro a los ojos, y te encuentro. Sé que estas haciéndome saber que es mas importante que te recuerde lo que sos, antes de discutir obviedades sobre los que no ven mas allá de su propio jardín. Y que en cima, se encargan de sacar la maleza cada vez que crece junto a las rosas. Porque están convencidos que la maleza debe crecer en otro lado. Te vuelvo a mirar, te recuerdo que las rosas tienen espinas, que la maleza crece más rápido y se multiplica con mas fuerza, que soporta los temporales, que tolera al otro así sea diferente. Te recuerdo que somos muchos, y que vamos a ser muchos más. Te digo con una sola mirada que sos parte de este mundo, de esta tierra, y propietario del mismo cielo, solo que aun no te han dejado dar cuenta.
Y te miro…alma inquieta y revolucionada con ganas de saber hasta donde llega la eternidad.


Jorgelina Silva

Socios Voluntarios


Nuevamente solicitamos tu ayuda para poder transformar las ideas en hechos, y seguir con esto que tanto queremos y estamos felices de hacer. El año pasado se arrancó con la “Comunidad de los Socios Pampitas”, pero lo cierto es que no teníamos una cobradora fija y se nos complicó para cobrar regularmente las cuotas, por eso pedimos disculpas a todos los Socios por la desorganización, pero bueno, este año ya estamos preparados para darle efectivo cumplimiento a este proyecto que realmente nos va a ser de mucha utilidad.

Por eso, te pedimos que te sumes a nuestra comunidad de socios. La idea es que todos los socios abonen una cuota mensual, para lo cual pusimos un precio estimativo de 10 pesos por mes, que serán retirados entre los primeros días de cada mes por el lugar que ustedes indiquen. El precio es estimativo porque la persona que quiera colaborar con menos o con más lo puede hacer, solo tienen que especificar el importe.

Si querés ser Socio Pampita envía un mail a la casilla lospampitas_mercedes@hotmail.com señalando:

1.- Nombre de la persona por quién tiene que preguntar la cobradora.

2.- Dirección por donde se tiene que pasar a retirar el dinero.

3.- En caso de que tu aporte no sea de $10 especifica el importe.

4.- Si en una misma casa hay varios colaboradores, especifica el nombre de todos.

Muchas Gracias

Los Pampitas

El viento trae una copla...


Inundados de promesas nació primero como sueño. Se proyectó, se añoró y se acarició durante largos años. Pero cuando finalmente comenzó a forjarse se convirtió en protesta, en pedido de reconocimiento, en voz propia manifestada en música popular. Respuesta a la continua marginación de la gestión local. Respuesta a la palabra cruda e ignorante de quienes los ven como un peligro inminente, un mal acechante. Los que los conocemos sabemos que son solo pibes, pibes que son sometidos a la soledad taciturna de un municipio que no los recuerda y que no deja de prometer cuando necesitan su compañía. Porque no dejan de ser sus padres números en un padrón eleccionario y ellos, futuro de más votos. Sabemos que están en peligro pero que no son peligrosos.

El nombre que elegimos para la murga es la representación más cruda y directa de cómo se sienten frente a la gestión del gobierno local. Se sienten inundados hace años, porque no solo vienen de largas historias de lluvia en sus hogares sino también de promesas en sus cotidianeidades. Promesas, conocido recurso de los gobernantes a la hora de necesitar un voto, promesas que generan ilusiones que quedan irresolubles a los ojos de los más vapuleados por este sistema que los ha arrojado a la pobreza diaria.

En la Pampa chica, lugar donde se forjó la identidad de Inundados de promesas, se ve como llegando a períodos eleccionarios los representantes, y aquellos que quisieran representar al municipio de Mercedes, reparten residuos de ilusiones para conformar lo que consideran como urgente. Sin ponerse a pensar jamás que es la urgencia ni la dignidad.

Los inundados fueron aplaudidos y reconocidos. Gritaron que están siendo ahogados por considerarlos generaciones perdidas por los mismos que les prometen un cambio. Y así, con promesas y alegría a cuestas, los Pampitas también conocidos como “Inundados de promesas” sacan sus patas del charco para brillar en el asfalto.

Jorgelina Silva


Agradecimientos - Tarde pero seguro


Desde el Centro Comunitario “Los Pampitas” y la Murga Inundados de Promesas queremos agradecer a todos aquellos que trabajaron junto a nosotros para hacer realidad nuestro sueño:

Agosti Andrea, Arenillas Luciana, Alfred Martín, Aschero Vanesa, Altube Tomás, Bergerot Mariana, Bergerot Hernan, Battista Mario, Capaccio Evangelina, Casa Mar Ands, De gemmis Vicente, Durand Verónica, Durand Laura, Esnaola Martín, Diego, Estaban, Pablo y Estaban, Carán Leila, Despalanques Martín, Garignani Gabriela, Ghelfi Oscar, Ghelfi Claudia, Link Raquel, Laporta Sebastian, Marenchino Leonardo, Mónaco Ana María, Murga “Los mocosos del encuentro” del barrio Santa Brigida, Moreno, Pisano José Luis, Pichuco, Riselli Lucas, Rojas Gastón, Rios Gladis, Timosi Marcelo, Silva Olga, Vita Matías.

Y especialmente a todos los padres y madres de los pibes, por dejarnos ocupar este lugar en el barrio…

¡Gracias!



InCINErados - Ultima función


De una realidad poco conocida y un enfoque algo complicado, Leonera es una película que cuenta la vida de una mujer embarazada en la cárcel.

La película comienza cuando “Julia” (interpretada por Martina Guzman) se despierta junto a dos cuerpos llenos de sangre, ambos sus amantes y uno de ellos muerto. Tiempo después es trasladada a la unidad penitenciaria de madres, debido a que ella estaba embarazada. Desde la misma cárcel, la película muestra cómo es criar un hijo tras las rejas.

A medida que se desarrolla el trailer se van acomodando los interrogantes que se plantean desde un comienzo, a través del juicio en el que se determina quién es el culpable del crimen. Julia sin darse cuenta aprende a ser madre y logra el apoyo de otras mujeres dentro de la cárcel. Lo que le quedará pendiente es saber quién es el padre de su hijo y conseguir su libertad, junto a la de su hijo.

Una mezcla de enredos amorosos, crimen, crueldad, cárcel, maternidad, códigos y moral pueden terminar fascinando o aturdiendo al espectador. Sin dudas, esta película dirigida por un argentino tiene un poco de todo.


Inundados de Promesas en Plaza San Martin



El domingo 22 de Marzo, La Murga "Inundados de Promesas", bailó en la plaza San Martín, en vísperas del "Día de la memoria, verdad y justicia", donde los chicos se ganaron el apoyo y el aplauso de la gente.
Luego del baile, se promocionó, la próxima edición del ciclo de cine InCINErados donde se proyectaría "1973, Un grito de corazón".

InCINErados...Suspendido por mal tiempo!!

Por el mal tiempo, La funcion de InCINErados, programada para hoy, se pasa al martes 24 de marzo a las 19:30 hs. Los esperamos...

InCINErados - tercera funcion - Edicion especial 33 años del ultimo golpe de estado

1973, Un Grito de Corazón, Lunes 23 de marzo en Plaza San Martin, A partir de las 22.00 hs.
Es una ficción documental, estructurada a partir de una larga serie de testimonios de personajes que militaron en diferentes agrupaciones del peronismo, luego del golpe de 1955 . El documental, que será sazonado con la reconstrucción ficcional de hechos claves de su relato, presentará una diversidad de opiniones que irán construyendo una historia mayor: las diversas etapas que atravesó el peronismo revolucionario hasta la conformación de las organizaciones armadas. El período histórico que recorren los testimonios abarca desde el ’55, época en que comenzaron a gestarse las primeras manifestaciones de la resistencia peronista, luego del golpe militar, hasta el 25 de Mayo de 1973, cuando Héctor J. Cámpora asumió el gobierno. “Es una película absolutamente subjetiva. Es realmente la mirada y la historia de cada uno de los testimoniantes”. Entre los entrevistados figuran Jorge Cepernic (ex gobernador de Santa Cruz), Fernando Vaca Narvaja, Pepe Fierro (fundador de Montoneros de Córdoba), Jorge Reyna (integrante de las FAR y Montoneros), Andrés Castillo (integrante del Operativo Cóndor que toma Islas Malvinas en 1966), Lita Artola (militante barrial de Vicente López), César Calcagno y Eduardo Duhalde (abogados defensores de presos políticos), Alejandro Alonso (un no vidente integrante de Montoneros en el frente de Lisiados Peronistas) y Emilio Pérsico (militante de la UES). Litto Nebbia, Emilio del Güercio y Jorge Taiana fueron otras figuras entrevistadas por el periodista Carlos Polimeni para la etapa inicial del trabajo.
Mazure se propuso narrar el peronismo revolucionario haciendo hincapié en la alegría y la plenitud de esa generación. “De la búsqueda de un mundo mejor, la sensación que nos queda a partir de las entrevistas y de lo que cada uno testimonia es que ese mundo mejor empezó a vislumbrarse. Eso se ve cuando cuentan los lazos de solidaridad y cuando narran cómo se vivía, se vislumbraba y a qué se llamaba un mundo mejor”. “Tenemos los testimonios que contaron con una excelente técnica de preguntas que utilizó Polimeni. Pasaremos por Córdoba por el Cordobazo y, sobre todo, por la parte universitaria. También Mendoza, La Plata y en el sur, con la parte de Rawson, Trelew y Río Gallegos, donde se verá toda la militancia de Cepernic”.

InCINErados - Segunda función




Había una vez un club como tantos otros clubes. Sus historias de encuentro y amores, de pasiones y alegrías eran las de sus miles de socios, con éxitos deportivos, con el río como protagonista. Un club con un pasado de recuerdos y un presente de olvidos, de abandono, de deudas que ponen en peligro su existencia como tal. Al parecer la única salida posible es que se convierta en un Casino, nada más alejado de los ideales y de los fines de sus fundadores en la década del 40: Un club social, deportivo y cultural. Los descendientes de estos fundadores se debatirán entre la posibilidad de salvarse a cualquier costo o de reencontrarse con aquellos sueños. Había una vez el Club Luna de Avellaneda.
En esta oportunidad sera proyectada en la plaza San Luis, el viernes 20 de Marzo, a partir de las 22.00 hs.
Entrada libre y gratuita. Servicio de cantina.

Segundo puesto en categoria murga y premio Abelito a mejor atracción del Carnaval 2009!!!!!




Son hijos del viento

Los buitres creen que son brisa y vuelan cerca…

Pero no saben que pueden ser tormenta

No saben que se acercan al ojo del huracán

Parecen bailar en inocente carnaval, pero no traen mascaras

Cara a cara enfrentan a quienes los condenaron a ser los olvidados de aquella parte de la ciudad

Los sin asfalto

Los partidarios de la sequía

Pero ellos saben que son mucho más que eso

Saben que no traer antifaz representa su coraje

Entre alegría y música reclaman justicia

Quieren que los suyos dejen de ser juzgados, que los suyos dejen de caer, que dejen de mutilarlos, de provocarlos, de sancionarlos por no seguir las normas de la mediocridad.

Piden que dejen de robar, que el pueblo se dio cuenta

De robar vidas sobre todo.

No confundas su silencio con la calma

No confundas su baile con distracción

Están atentos

No confundas su inocencia con ignorancia

No son chicos jugando al carnaval

Son pequeños fuegos buscando explotar

No son almas en pena murgueando

Son almas inquietas tratando de movilizar

Tratando de sembrar semillas de duda en los que creen tener todo resuelto

De sembrar semillas de sueños en los que creen que esta todo perdido

Tratando de hacerse escuchar entre tantos necios oídos.



Jorgelina Silva

InCINErados - Primera función

La primera proyección de este ciclo de cine será “V de Vendetta” novela gráfica formada por una serie de comics escritos por Alan Moore.

La historia está ambientada en Gran Bretaña durante un futuro cercano y tras una guerra nuclear parcial, con gran parte del mundo destruido. En este futuro, un partido fascista llamado Norsefire (Fuego nórdico) ostenta el poder en el Reino Unido. Un misterioso anarquista revolucionario apodado "V", oculto tras una máscara de Guy Fawkes, empieza una elaborada y violenta campaña con el fin de derrocar el gobierno e incitar a la población a adoptar una sociedad anarquista.

Una murguita del sur!!


La murga compañera
de un pueblo que construye
su senda verdadera.

Nace en carnaval nuestro destino,
forjemos el futuro por el mismo camino.
Pueblo, Nunca vivirás como un mendigo,
porque tu mismo encuentras para el infiel castigo.
Pueblo, por tu esencia vive el hombre,
si tu mano te responde no temas a la verdad.
tu murga compañera, quiere que en tu primavera
florezca la libertad.

Inundados de Promesas, hace su presentacion!!!



Los Pampitas hace tiempo queríamos formar parte. Queríamos demostrar la alegría de lo que somos aún cuando muchos nos han olvidado. Así nació la murga de la entraña del malón, proyectamos sueños que se manifestaron en bailes y en música.

Costó mucho darnos cuenta que estábamos creando nuestro propio espacio de alegría y critica, de felicidad y protesta. Sabemos hoy, que somos voces dispuestas a cantar y a gritar si es necesario para ser escuchados. Sabemos hoy que somos brazos y piernas peleando el temporal mediante el baile. Ese baile que nació con los sometidos, hoy a nosotros nos hace libres.

Y queremos compartir nuestra libertad y alegría con todos ustedes. Por eso le presentamos a la murga más pampita… con ustedes, “Inundados de Promesas”.

Quienes nos estaremos presentando en los próximos corsos mercedinos esperando su compañía para vivir esta explosión.


Segunda edición de inCINErados


Vuelve es ciclo de cine debate organizado por Los Pampitas. Al igual que el pasado año se proyectaran diferentes películas en distintos lugares de nuestra ciudad.

Abriendo este ciclo el 13 de marzo en el centro cultural “El limonero”. Para hacer su cierre el Viernes 27 de Marzo con proyección de un documental de la murga Inundados de Promesas, en el Centro Comunitario Los Pampitas.

Cada noche contara con servicio de cantina.

Las diferentes fechas con sus respectivos horarios y películas serán publicadas en este sitio.

Centro Comunitario Los Pampitas

Los Pampitas


Cuando uno mira hacia atrás, hacia la propia infancia y recuerda como era ser niño, se le vienen a la memoria muchas escenas concretas, las puertas que nos abrieron y las que nos cerraron.
Todos los niños necesitan protección y todos deben recibirla, pero esta la desigualdad ¿Por qué uno si y el otro no?
Si no hay baños, ni agua corriente, si se vive en un terreno inundadle, cerca de la basura, si se comparte una cama con 6 hermanitos y en invierno no hay calefacción, si no hay comida, los derechos de ellos han sido violados.
Una inmensa cantidad de niños comienzan sus vidas con desventaja.
Desventajas injustas y vergonzosas.
La pobreza se hereda, y eso lo sabemos todos. Muy pocos niños con gran esfuerzo y ya en la juventud logran salir del circulo que los rodea, de la tristeza. La impotencia del preguntarse ¿Por qué yo vine al mundo en una familia pobre? El no ir a la escuela o no terminar el secundario aparece mas en los barrios pobres. La escuela será publica, pero se precisa plata para todo y hay discriminación, si uno no la tiene. Antes se veía mas desigualdad en navidad con el famoso Papá Noel, en el cumpleaños, en el primer día de clases, en todas las fiestas que se hacen por el negocio. Pero ahora es mucho peor, es el alimento; la comida que tienen derecho a comer; un yogurt, carne y ahora hasta la verdura, ni hablar de la fruta. Ya no esta al alcance de ninguna familia. En el comedor vemos cada vez mas niños, mas familias con las mismas necesidades.
Hablamos con Desarrollo Social, y siempre lo mismo, con ese cuento que ya lo tienen armado hace tiempo; el de no hay presupuesto, y así se lavan las manos. Ellos que saben del niño que pasa hambre si no los ven, no les importa.
Los niños se acuestan a dormir con una taza de leche o té calentita y hasta el otro día que van a la escuela no comen nada. Yo quisiera que ellos les expliquen del presupuesto cuando un niño llora de hambre. Como siempre, los grandes se mandan las tranfugiadas y los mas desprotegidos, los pobres pagan.
Nuestro trabajo es ese. Es darle al niño todo lo que este a nuestro alcance y mas, que ellos coman bien que jueguen, crezcan, que sonrían para que cuando sean adultos ellos recuerden momentos felices, en que alguien demostró comprenderlos, les abrió sus brazos y les dio su amparo. No que el niño recuerde mas las puertas que se les cerraron que las que se abrieron.

Las cosas por su nombre

“En eso radica tu estado natural.
En que sientas que sos parte de algo.
Bueno o malo. Lindo o feo. En eso.”


Cuando una verdad es mas verdadera que otra y la excusa de lo normal, lo cotidiano, lo usual, parece ser lo más creíble entre un grupo selecto de personas, tienden a saber una mentira. Tienden a creer que lo saben todo. Una persona, un objeto o algún elemento de la cabeza cambia según la historia que quieras contar y la vara con la que lo señales. A mil kilómetros de distancia un remolino puede no llegar a ser uno. Una casa puede llegar a ser una house. Una mentira puede ser una verdad. Algo terriblemente malo puede no serlo tanto. Mientras pienses que tu verdad es mejor (o más sana) que la de otros, les vas a destruir una parte. Creando momentos perfectos, inventando las cosas de otra manera, viendo como los demás creen pensar, veo lo difícil que es seguir con todo. Convenciendo a la gente que mis ideas son las de ellos, mutando cada vez que aparece otra persona, metiendo en mi cabeza la idea de las muchas culturas dispares, empieza un momento de debilidad en la espera de la fuerza. Un momento en que la duda no puede tener lugar. Donde un mendigo sabe más que un intelectual. Donde lo malo es bueno y lo rojo violeta. Mientras una mirada pase por ahí, mientras el hombre siga sin creer que pueden mutarse, mientras las culturas no dejen de sorprenderme, mientras las uniones de culturas signifiquen una destrucción, voy a saber que no puedo hacerlo.


Crepito.

Con el corazón en su lugar

“A veces las palabras son algo más que nada,
Si lo intentas hazlo de verdad”
Hilario Camacho.

Hago como que no entiendo y parece que no estás conmigo. Miro tus ojos y veo que lo estas pensando. Su humedad va creciendo, quien sabe el por qué. El roce de un cuerpo que no está cerca. Y, cada vez más lejos, espera una respuesta. Como pensativo voy caminando hasta allá mientras miro para los costados anhelando tu encuentro. Nunca supe cual sería el momento justo para desviarme de mi camino. Lo pienso todos los días. Lo invento cada noche. Cada mañana es una nueva esperanza. Cada palabra que cuento es más difícil de repetir. Por un momento me creo con suerte. Con el correr del tiempo pensaba en que debía cambiar de camino. Elegir mirar el sol. Pensar con las palabras de otro. Creer lo que tus ojos dicen. Parado en el lugar de nunca es cierto. Sin creerlo pienso en las cosas que no diría. Sin pensarlo creo las cosas que no puedo decir. Hoy me doy cuenta que mirar al sol enceguece. Y sin embargo no dejo de fijar mi vista.

Crepito.

Adivinando costumbres

“Aunque tenga las patas cortas, muchas veces gana.

¿o será que pierde con el tiempo?”


Una honda necesidad de buenos sentimientos y perdones. Un libro que ayuda a no enojarse. En un lugar donde la guerra gana terreno. Con el perdón de nuestro lado. Un espacio lleno unido a otro a medio vencer. Siempre lo mismo. Aprendiendo a vivir en una carta. Creyendo que se puede cambiar algo con una frase. Inventando una historia a contrapelo. Lavando tejidos importantes. Mirando al otro con ojos divinos. Cegando almas desde un lugar muy cómodo. De a diez personas a la vez. Una historia de alguien que cree ayudar. Una victoria de la mala suerte en tus ojos. Una fogata de creencias contrapuestas. Un sueño visto desde hace mas de dos mil años. Cuando las cosas no eran cosas. Cuando la vida era distinta. (Siempre) Una cruz colgada en una oreja. Mientras la cruz no era lo mismo. Un reloj que marca que estás cerca. Un fuego convertido en agua. Un camino a seguir marcado por hormigas. Una pendiente en bajada. La suerte de un hombre que recién acaba de llegar. La victoria del fuego sobre el agua. Leyendo por la mitad algo escrito en el aire. Él, que lo puede leer. Comprendiendo las cosas de otra manera. Él, que lo ve desde otros ojos. Desde el lugar del miedo. Él, y solo él, piensa que la bondad siempre es buena consejera.

Crepito.

Y nunca dejaste de ser dios

“No les interesa la verdad.
Solo quieren impresionar con fuegos de artificio”
Mao Tse Tung.

En eso radica tu estado natural. En que sientas que sos parte de algo. Bueno o malo. Lindo o feo. En eso. Lo que no extraño es tu forma de mostrarte. Tu manera de no ser infalible. Tus pasos por ese lugar donde todo es caos. Tu mirada dentro de la nada misma. Tus encuentros con la muerte. Que creas que nada cambia. Que pienses que el pasado es historia simple. Que se puede repetir la historia. Que no sientas que todo es nuevo. Que pienses que lo nuevo no sirve. Un dios no es el mismo que el de antes. Un momento que no es repetido. Solo en su esencia. Una persona no dice que se pueda repetir. Un infierno no puede ser más blando que la palabra. Una palabra debe ser más fuerte que un infierno. Una bomba dicha en cualquier lugar. Llegando solo al extremo. Pensando en que las cosas pueden lograrse. Creyendo que somos solo unos pocos. Mirando a la gente con los ojos de dios. Organizándonos desde un punto vulnerable. Expulsando a los que creen que no se puede. Sin pensar en qué se necesita. Con el reloj en medio de los ojos. Con la mirada en otro lado. Con la crítica a otra parte. Con la frase justa en el momento justo. Con la suerte de nuestro lado. Con la suavidad que nos caracteriza. Estancados en lamentos y derrotas. Mirando hacia atrás y repitiendo sucesos. Llantos y risas de por medio. Un auto que no para de cargar. Un rifle que tarda en funcionar. Un gol sin sentimiento. Un destello con dolor. Una bengala que dice muchas cosas. Una ley de causa y efecto. Un traje de arlequín en la otra esquina. Y la consciente esperanza de que no todo se repita.



Crepito.

Rodríguez Peña 1385

Mi mamá, Victoria, arquitecta ella. Mi papá, Ernesto, constructor. Veía que me iba formando de a poquito. Nueve meses estuve en formación. En ese lapso de tiempo muchas manos, muchos ojos y muchas opiniones pasaron por sobre mí. Cuando nací, a mis padres no los vi mucho. Creo que un par de veces más. Pero en seguida conocí a unos amigos. Era una familia. El padre se llamaba Antonio, la madre, que creo que yo la adopte como la mía también, Lucia. Tenían un hijo, Fabricio. Nos criamos juntos. El tenía muchos juguetes pero yo no los usaba, no podía. Pero lo miraba jugar y me divertía mucho. La pasábamos bien. Todavía recuerdo el triciclo, los autitos caseros, la pelota, la rueda de un auto colgada del árbol –que funcionaba como hamaca-, ¡cuántos recuerdos!
Fabricio traía otros amigos, jugaban a la escondida, a la mancha, al futbol… pero el juego que más me gustaba era cuando hacían casitas. Me hacia acordar a mi papá y a mi mamá. Un día, Antonio, hizo una casita en el patio para Fabricio y sus amigos. Yo sentía que era como una hermana, hasta le puse un nombre, Florencia. Cuando Florencia me pregunto el mío caí en la cuenta que no lo sabía. En mi frente tenía una mancha de nacimiento que parecían letras y decían Rosas. ¡Qué imaginación tengo! Asique supuse que ese era mi nombre. El tiempo fue pasando y Fabricio y yo fuimos creciendo, Florencia solo charlaba conmigo porque Fabricio y sus amigos ya no querían jugar con ella. ¡Qué callejero era! Solo venia cuando tenía que comer o dormir.
Después de unos meses que Fabricio consiguió trabajo, ni siquiera venia a dormir, pasaba a visitarme de vez en cuando pero muy poquito.
Un día me desperté y me di cuenta de que Antonio y Lucia no estaban. Unos días antes escuchaba algo de que la casa era muy grande para ellos y que querían mudarse. No entendí mucho que quería decir todo eso. ¿Qué querrá decir mudarse?.
Al poco tiempo me presentaron otra familia. Fue raro porque el que me la presento yo no lo conocía. Esta familia no era como la de Antonio, Lucia y Fabricio. El hijo no jugaba a la escondida o a la mancha. El único juguete que tenía era, como él le llamaba, una computadora. A mí me aburría un poco porque estaba todo el día sentado y verlo no me provocaba risa.
Parece que cuando hablaban de mudarse estaban hablando en código porque siempre era cuando me dejaban sola. Así pasó con varias familias. La mayoría venían con esas computadoras que ahora las llamaban pesés. Algunas, muy de vez en cuando, invitaban mucha gente y ponían música y bailaban. Esos días eran divertidos pero siempre extrañaba a Fabricio.
Hoy cumplo dos ciento cincuenta años, estoy muy viejita, dicen, muy arrugada y se me cae el pelo. Hace mucho que no hay familias para compartir cosas. A mis padres no los vi más. Al lado mío tengo dos amigas que recién nacen. Me sorprendí mucho cuando me dijeron que su papá y su mamá eran arquitectos también.

Crepito
 
Creative Commons License